jueves, 8 de febrero de 2018

TEMA 2 - Aula Invertida


El aula invertida es una modalidad de aprendizaje semipresencial o mixto.
El término Flipped classroom, citando a Moreno (2015)  fue acuñado por Jonathan Bergmann y Aaron Sams en el 2007, dos profesores de química en Woodland Park High School en Woodland Park Colorado que significa literalmente “aula invertida“. Bergmann y Sams idearon una solución para evitar que los alumnos perdieran clases, por ejemplo por enfermedad, para ello grababan los contenidos a impartir y los distribuían entre sus alumnos para que los visualizaran en casa antes de la clase, el trabajo en el aula consistía en realizar proyectos para poner en práctica los conocimientos adquiridos y resolver dudas, invirtiendo de esta manera las actividades con respecto al modelo tradicional. Comprobaron que con este nuevo enfoque las calificaciones de los alumnos mejoraban.
El siguiente esquema, propuesto en el sitio nubemia.com, explica en qué consiste este nuevo enfoque de  enseñanza y las diferencias con el modelo tradicional.

Pero el aula invertida no consiste únicamente en grabar una clase en vídeo, es más, el vídeo es uno de los múltiples medios que pueden utilizarse para transmitir información. También se puede hacer a través de un podcast o remitiendo al alumno a una web donde se desarrolle el contenido a impartir. En definitiva el vídeo no deja de ser más que una herramienta con la que el alumno adquiere conocimientos, junto a todas las demás herramientas que nos pone a disposición la Web 2.0. (Moreno, Op.Cit.)

El aula invertida es la concepción de que el alumno puede obtener información en un tiempo y lugar que no requiere la presencia física del profesor.  Se trata de un nuevo modelo pedagógico (definido en sus detalles en los años 2013-2016) que ofrece un enfoque integral para incrementar el compromiso y la implicación del alumno en la enseñanza, haciendo que forme parte de su creación, permitiendo al profesor dar un tratamiento más individualizado.
Siempre en nubemia.com podemos ver que el modelo de aula invertida abarca todas las fases del ciclo de aprendizaje:
  • Conocimiento: Ser capaces de recordar información previamente aprendida
  • Comprensión: “Hacer nuestro” aquello que hemos aprendido y ser capaces de presentar la información de otra manera
  • Aplicación: Aplicar las destrezas adquiridas a nuevas situaciones que se nos presenten
  • Análisis: Descomponer el todo en sus partes y poder solucionar problemas a partir del conocimiento adquirido
  • Síntesis: Ser capaces de crear, integrar, combinar ideas, planear y proponer nuevas maneras de hacer
  • Evaluación: Emitir juicios respecto al valor de un producto según opiniones personales a partir de unos objetivos dados

Ventajas del enfoque aula invertida

  • Permite realizar al docente durante la clase otro tipo de actividades más individualizadas con los alumnos
  • Permite una distribución no lineal de las mesas en el aula, lo cual potencia el ambiente de colaboración.
  • Permite integrar de forma armoniosa diferentes modelos de aprendizaje
  • Fomenta la colaboración del alumno y por tanto refuerza su motivación
  • Integra la tecnología a los procesos de E/A
  • Obliga los docentes a mantenerse actualizados en los contenidos a desarrollar
  • Los contenidos están accesibles por el alumnado en cualquier momento
  • Involucra a las familias en el aprendizaje (Moreno, 2015; Adaptado por Lugano, 2018)

Los cuatro pilares de la clase invertida.


Hay una gran variedad de artículos y opiniones en las que se reflejan los aspectos positivos que adoptar el modelo de la clase invertida supone. Sin embargo, según Chica Pardo (2014), es difícil encontrar una guía o puntos sobre los que basarnos a la hora de llevarlo a cabo. Paralelamente, puede servir a aquellos docentes que ya se hayan iniciado en la “aventura” por innovar y crecer pedagógicamente hablando.

Respecto a lo señalado anteriormente, el mismo autor ha encontrado un artículo llamado “What is flipped learning?” extraído de “Flipped Classroom Network” (2014). Dicho artículo concluye con el desglose del término en inglés “flip”, dando a cada una de sus letras una instrucción o consejo sobre cómo desarrollarlo lo más objetivo posible. Cada letra se categoriza en distintos indicadores que el docente debe tener en cuenta para perfeccionar el modelo de la clase invertida. 
Las categorías son, así como se puede ver en TheFlippedClassroom.es:

  1. Entorno flexible. Se incluyen conceptos tales como “espacios”, “marcos”, “seguimiento individualizado” o “diversidad de medios”. Todo ello con la finalidad de que los estudiantes accedan al modelo de clase invertida lo más claro y natural posible.
  2. Cultura del aprendizaje. En este segundo campo, se le debe ofrecer a los alumnos oportunidades para que valoren los contenidos aportados y, lo que es más importante, hacerles protagonistas en su proceso de aprendizaje sin que el profesor sea el “epicentro de contenidos”. Se menciona algo también muy importante y que respalda a la normativa en cuestión de alumnos con necesidades educativas especiales: el modelo “flipped” debe ser gradualmente escalonado en niveles para que todos puedan sentir que aprenden, a la vez que refuerzan el valor del reto y el de la superación personal, por ende, académica.
  3. Contenidos objetivos y directos. Los contenidos más importantes son los que se incluirán en el vídeo editado por el profesor, asegurándose que los alumnos pueden acceder a él. Del mismo modo, se puede priorizar qué contenidos serán visualizados atendiendo a la diversidad de nuestro alumnado.
  4. El profesor como guía. Una vez los alumnos han visualizado los contenidos es momento de reforzarlos en clase. El profesor les guía en el aula actuando como un “content coordinator” a tiempo real, solucionando sus dudas mientras aprenden, algo que no es posible si hiciesen la tarea en casa. A continuación, puede supervisar el trabajo de los alumnos evaluando el modo en el que se lleva a cabo y orientando a quienes opten por trabajar con otros retos dentro de la dinámica propuesta (reflexión, comparación, síntesis…). Finalmente, el profesor traslada a sus alumnos preguntas cortas, pero directas sobre el tema en el que se haya trabajado con el fin de asimilar y evaluar el proceso de aprendizaje.

Rol del Profesor

Al darle la vuelta a la clase, el rol como docente también debe de darse la vuelta, como reflexiona Garralón (2017) en su artículo ¿Y el rol del profesor en el modelo Flipped Classroom?. Entre las competencias del docente en Flipped Learning podemos encontrar:​
  • Detectar el potencial del alumno tanto en las diferentes áreas curriculares como en sus habilidades sociales y personales.
  • Debe de tratar que los alumnos aprendan por descubrimiento para así afianzar sus aprendizajes y sean significativos.
  • Conocer las herramientas tecnológicas más idoneas a la implementación del modelo.
  • Reconocer que los sistemas clásicos de enseñanza no han alcanzado el fin para el cual fueron creados.
  • Estar abierto a descubrir nuevos horizontes y a poner sus conocimientos en duda cada vez que empieze un tema nuevo.
  • Fomentar la motivación ayudándose del Aprendizaje Basado en el Pensamiento, ya que con las rutinas y destrezas del pensamiento el alumno aprende más y mejor.
  • Dar autonomía al alumno para así conseguir alumnos autónomos y reflexivos. capaces de liderar su propia vida (ver curriculum dominicano sobre funciones de la educación).
  • Enseñar y aprender a pensar, dotando al ambiente del proceso de un carácter crítico y participativo. (Extraido de TheFlippedClassroom.es, modificado por Lugano, 2018)
En definitiva, crear un "andamiaje" como decía Vygotski, dándole al alumno las herramientas para que este sea capaz de continuar con su aprendizaje cuando el docente no esté.

Rol de la Familia

En edades inferiores, así como evidencian Falcone y Yoza (2018) en su tesis "Influencias metodológicas del desarrollo del pensamiento en el nivel de razonamiento lógico. Propuesta: Diseño de una guía didáctica con enfoque aula invertida" tenemos que tener muy en cuenta el rol de las familias en el proceso enseñanza aprendizaje y sobre todo cuando desarrollamos esta metodología conocida como aula invertida. Es importante informar a las familias sobre la evolución del proceso haciendo hincapié en la forma que tendrán los maestros de enseñar y además la forma de evaluar.
Hay una gran diversidad de tipología de familias en cuanto a la involucración en la educación de sus hijos, existiendo familias muy despreocupadas y donde prima la dejadez ante la educación de sus hijos, algo totalmente contrario a la tipología de familia que necesitamos para desarrollar esta metodología (Ibidem).
González (2016) recuerda que la mayoría de las veces las familias se muestran con una gran incertidumbre ante cambios innovadores como la utilización de esta metodología. La mejor solución para evitar opiniones no deseadas ante estos cambios es la comunicación entre ambas partes para que en todo momento estén informados de las premisas que se pueden desarrollar con esta metodología como es por ejemplo reuniones generales o tutorías personales para hablar sobre el canal de comunicación, el sitio web donde estará la información, tipo de evaluación, etc.

Algunas consideraciones (negativas)

Según la Revista Aprendizaje Invertido (Oct. 2014) del Observatorio de Innovación Educativa del Tecnológico de Monterrey, podemos identificar seis (6) dificultades objetivas (y en algunos casos sujetivas, como recuerda Lugano, 2018) para la implementación efectiva de un modelo de Aula Invertida. Estas son:

  • Renuncia al cambio que viven los estudiantes. Al respecto, Adam Persky investigó que a pesar de que los estudiantes aprenden más, la percepción de ellos era que “aprendían menos” o “aprendían por sí mismos”, lo cual traía aparejado reticencia y percepciones negativas respecto al trabajo docente. Sin duda, esto tiene directa relación con la pervivencia del paradigma tradicional y la creencia instalada de que todo el trabajo debe desarrollarlo el docente.
  • No es una metodología nueva: Se plantea que la utilización del Aula Invertida no es más que el resultado del replanteamiento de prácticas tradicionales de enseñanza, las cuales se transfieren desde el aula de clases hacia recursos preparados por el docente para su visualización previa al trabajo presencial.
  • Sobrecarga de trabajo y actividades: De la mano de lo anterior, la implementación obliga a que docentes y discentes deban realizar actividades adicionales al trabajo presencial, lo cual puede traer aparejado una sobrecarga de trabajo que supere los tiempos establecidos por los currículums.
  • No todos aprenden de manera autónoma: Su implementación requiere un conocimiento acabado acerca de las características de los estudiantes, puesto que ante la diversidad de estilos de aprendizaje es posible que una clase invertida no responda a las necesidades de todos. En este marco, es preciso considerar generar una preparación de la enseñanza que fortalezca a quienes poseen dificultades para trabajar de manera autónoma y así aprovechar las bondades de este modelo pedagógico.
  • La brecha digital. Muchos estudiantes no tienen acceso en su casa a la tecnología necesaria para el seguimiento de las clases requerido por el aula invertida.
  • Exceso de deberes para casa. Los deberes para hacer en casa, aunque sean “deberes invertidos” siguen siendo deberes. Muchos autores y padres consideran que en la actualidad se exigen demasiados deberes para hacer en casa a los alumnos de primaria y secundaria, dejándoles sin tiempo libre para dedicarse a sus aficiones, relacionarse con sus amigos o familiares o hacer ejercicio físico. Suponiendo, además, las tareas propias del aula invertida más horas de estar sentado frente a una pantalla de ordenador y acrecentando, por tanto, el sedentarismo.

Aula Invertida junto a otros enfoques educativos

En la misma revista del Tecnológico de Monterrey, se relacionan seis modelos educativos como complementarios del Aula Invertida. Estos son:

  • Flipped learning + Peer instruction: 
Método interactivo basado en el trabajo colaborativo que ha demostrado ser efectivo en áreas como ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (Dumont, 2014). Concretamente consiste en compartir con otros estudiantes una respuesta diferente a la propia y explicar las razones que sustentan a la misma para aprender el uno del otro. En este proceso se analizan los razonamientos más allá de las respuestas. En algunos casos, las explicaciones de los propios alumnos a sus pares pueden resultar más claras y enriquecedoras que las del propio profesor (Mazur, 2013).
  • Flipped mastery learning
Cuando el modelo de Aprendizaje invertido se aplica de manera más avanzada y se desea llevar el conocimiento a un siguiente nivel. Los educadores empiezan por organizar el contenido en torno a objetivos específicos. Los estudiantes trabajan en los contenidos de curso a su propio ritmo y al llegar al final de cada unidad, deben mostrar dominio de los objetivos de aprendizaje antes de pasar al siguiente tema y así sucesivamente (Bergmann y Sams, 2013). Los alumnos pueden mostrar evidencias de su aprendizaje a través de vídeos, hojas de trabajo, relatos experimentales, programas, proyectos, ejemplos, entre otros.
Existen dos retos en el modelo de flipped-mastery: el primero es entregar la instrucción a los estudiantes cuando estos tienen diferentes niveles de aprendizaje y comprensión de los temas. El segundo reto es llevar a cabo la evaluación sumativa cuando el alumno tenga que evaluarse más de una vez.
  • Flipped adaptive learning
La combinación de Aprendizaje invertido y otros enfoques pedagógicos como Aprendizaje adaptativo puede ayudar a los educadores a obtener información de las áreas de aprendizaje que dominan sus alumnos y aquellas en las que aún presentan deficiencias o tienen que mejorar. Este conocimiento puede apoyar al maestro a determinar la forma de organizar y administrar el tiempo de clase con el objetivo de maximizar el aprendizaje del estudiante (Yilmaz-tuzun, 2008).
  • Flipped learning + gamificación
Un paso adelante en el modelo de Flipped-Mastery sería incluir elementos de Gamificación en el proceso de aprendizaje. Gamification es la aplicación de mecanismos de juego en situaciones no relacionadas directamente con juegos. La idea básica es identificar qué es lo que hace motivador a un juego y ver cómo se puede aplicar en el modelo de enseñanza-aprendizaje (en este caso sería el Flipped-Mastery). Los resultados de la investigación Fun Theory demostraron que la diversión puede cambiar considerablemente el comportamiento de las personas en un sentido positivo, mismo efecto que tiene en la educación (Volkswagen, 2009).
Para que funcione, hay que ponerse en el lugar del alumno. Conocer sus gustos, aficiones y adaptar la gamificación a ellos. 
  • Flipped learning + Aprendizaje cooperativo
También puede existir una simbiosis o complementación entre la técnica del flipped classroom y el aprendizaje cooperativo. Las tareas, también comúnmente conocidas como “deberes” se realizan conjuntamente y en cooperación con el grupo ya que, el docente traslada el tiempo empleado a la explicación de la materia al método flipped classroom, o tarea en casa. De este modo, el alumno ha de asimilar y comprender el contenido de más peso teórico en casa, a través de las grabaciones elaboradas por el profesor, y el tiempo en clase queda dedicado a la elaboración de tareas y resolución de problemas y/o dudas mediante aprendizaje cooperativo (Fortanet , González , Mira Pastor y  López Ramón, 2013).​
  • Flipped learning + Aprendizaje basado en retos
El aprendizaje basado en el Reto (CBL) es una iniciativa introducida por Apple para su uso en la educación superior. Se trata de un modelo estructurado del curso que tiene una base en las estrategias metodológicas inductivas. En vez de presentar a los estudiantes un problema para resolver, el CBL ofrece conceptos generales de los que los estudiantes obtienen los retos que tendrán que abordar. Además, el CBL fomenta el uso de las tecnologías web y móviles, tales como herramientas y wikis colaborativos, que están disponibles para los estudiantes, pero que no se utilizan a menudo en los cursos. Este modelo es, con frecuencia, interdisciplinar en su enfoque, y alienta proyectos que involucran a la comunidad en general (Lugano, 2018). La combinación de lo que permite a los estudiantes elegir su desafío y la vinculación de estos desafíos a la interacción de la comunidad aumenta la inversión de los estudiantes en un resultado productivo.
Constituye una aproximación multidisciplinar muy atractiva cara al alumno y su aprendizaje. Motiva a que los estudiantes aprovechen la tecnología que utilizan en su vida diaria para resolver problemas del mundo real. Su esencia es colaborativa y exige que los estudiantes trabajen con otros estudiantes, sus profesores y expertos en sus comunidades de todo el mundo para desarrollar un conocimiento más profundo de los temas que estén estudiando. Asumir y resolver los retos, actuar, compartir su experiencia, es parte importante de su esencia didáctica y todo ello aprovechando las posibilidades ubicuas de las tecnologías en un entorno Flipped Classroom.

ENSAYO: Explica las ventajas y las desventajas del modelo educativo Aula Invertida aplicado en el Sistema Educativo Dominicano, considerando el punto de vista de los diferentes actores (maestros, estudiantes, padres...), la ubicación de los centros educativos y los diferentes niveles y grados. 


5 comentarios:

  1. Melina Robles ozuna22 de febrero de 2018, 5:36

    Me encantó es muy interesante ya la he leido por tercera vez y la verdad es que es mun bueno el material y el método de la clase invertida independientemente de las dificultades que este pueda tener de cara al alumno principalmente aquí en la República Dominicana dónde las oportunidades son muy escasas en muchos casos y sectores del país .

    ResponderEliminar
  2. Es buen material me ha ayudado mucho gracias maestro es más que excelente

    ResponderEliminar